Lugares de interés / Lugares de interés
Logo Tussam

Lugares de interés

Casa de Pilatos
Vista de la Casa de Pilatos

Dirección Plaza de Pilatos, 1

Teléfono 954 225 298

Web www.fundacionmedinaceli.org

Casa de Pilatos

Data de finales del s. XV, principios del XVI. Es el palacio más suntuoso que puede visitarse en Sevilla, después de los Reales Alcázares. Es interesante no sólo por su arquitectura, que conjuga admirablemente los estilos mudéjar, gótico y renacentista, sino también por las antigüedades romanas, pinturas y muebles de diversas épocas que en él se hallaban, convirtiéndolo en un auténtico museo de primer orden.

En 1483 (s. XV) un noble sevillano, D. Pedro Enríquez y su esposa Catalina de Ribera, compraron esta casa.

En 1519 su hijo D. Fadrique, 1º marqués de Tarifa, viajó a Jerusalén. Cuando volvió a Sevilla se dio cuenta que la distancia entre la casa y la Cruz del Campo (un templete situado a las afueras de la ciudad) era la misma que la distancia entre las ruinas de Pretorio de Jerusalén y el Gólgota. Estaba muy impresionado por esta coincidencia y decidió crear un Vía Crucis.

La 1º estación del Vía Crucis empezaba en la fachada, marcada por una cruz de mármol, representaba “Cristo ante Pilatos”. Parece ser que este vía crucis fue el origen de la Semana Santa sevillana.

Los sevillanos creían que el diseño de la casa era una copia de la verdadera casa de Pilatos, y este es el motivo de que se la conozca con este nombre.

Una portada a modo de arco triunfal da paso al patio apeadero, típico de las mansiones andaluzas para la entrada de caballos y carruajes. En su frente se distribuyen las caballerizas, un espectacular zaguán rectangular volteado por bóvedas sobre columnas pareadas, destinado en origen a galería de esculturas.

Una hermosa cancela decimonónica conduce al patio principal, obra maestra de la arquitectura sevillana en el que destaca la combinación de yesería mudéjar, columnas y capitales clásicos y una balaustrada de tracería gótica.

A la planta alta se accede a través de una majestuosa escalera adornada con azulejos irisados y cubierta por una espectacular cúpula de media naranja de madera dorada. La pieza más antigua es quizás la capilla, caracterizada por sus bóvedas nervadas y molduras góticas, así como por los paños de cerámica vidriada localizados en el salón que sirve de vestíbulo.

En cualquier rincón de este palacio podremos encontrar esculturas y bustos clásicos de gran valor, así como pinturas murales de Pacheco, Pantoja, Ribera o de la escuela de Zurbarán y bellos artesonados mudéjares.

En 1980 se creó la Fundación Casa Ducal Medinaceli para proteger el patrimonio cultural e histórico del palacio. Los salones se utilizan para celebrar actos sociales y culturales.

Volver

 
Ver Certificado AENOR AMBIENTAL
Ver Certificado EMAS
Ver Certificado AENOR TRANSPORTE
Certificado IQNET
Ver Certificado OPTIMA
010
Política de uso de cookies        Aviso Legal             W3C WAI-AA